Verdiazul Logo

EDUCACIÓN AMBIENTAL

Una forma novedosa para enseñar ecología se ha implementado en las escuelas de Junquillal y comunidades vecinas. Se ha permitido a los estudiantes abrir las puertas de sus aulas para conocer la importancia de su ambiente local. El explorar el ambiente natural es el generador de la enseñanza, mientras que la curiosidad y la observación de los niños son las mejores herramientas del aprendizaje, especialmente cuando son utilizadas en el escenario de un aula abierta: el bosque, la playa o simplemente el patio de la escuela. Estos componentes al alcance de todos han permitido que grandes y pequeños estimulen la sensibilidad y el desarrollo de destrezas para analizar críticamente lo que los rodea.

Vida Verdiazul ha realizado distintas actividades en las comunidades de Junquillal, Pargos y Paraíso dirigidas a los niños y niñas de las escuelas, docentes y padres de familia. El componente de educación ambiental ecológica busca que los niños y los adultos logren reconocer la importancia del entorno ambiental local. Para esto se ha implementado una herramienta de investigación (Enseñando y aprendiendo Ecología en la Playa y en los Patios de las Escuelas, EEPPE) la cual les permite estudiar, comprender, analizar y reflexionar sobre los procesos ecológicos y los efectos de la acción humana sobre la naturaleza. Nos hemos enfocado en aumentar los conocimientos acerca de la importancia de su ambiente local y la conservación de las tortugas marinas.

Las actividades de educación ambiental incluyen ciclos de indagación que permiten a los participantes comprender, analizar y reflexionar sobre los diferentes temas ambientales. Con los conocimientos adquiridos realizan pequeños proyectos científicos que son presentados a otras escuelas y comunidades. Sus proyectos reflejan la problemática ambiental presente en la comunidad explicando las causas, consecuencias y soluciones. Estas actividades permiten que los estudiantes influyan positivamente sobre su ambiente local, a la vez que actúan como agentes multiplicadores, transmitiendo el cambio de actitud a sus familias Los niños han tenido la oportunidad de conocer sobre la biología y ecología de las tortugas marinas y despertar el interés en sus familiares invitándolos a participar en la liberación de tortuguitas que nacieron en su propia playa. El contacto directo con la naturaleza ha permitido que cada día se unan más a todas las actividades de conservación, con la certeza de que su apoyo mejorara su calidad de vida y de las futuras generaciones.